Aviso importante

jueves, 27 de abril de 2017

Irlanda con un niño de 16 meses!!!!!!

Buenas a todos los viajer@s!!!!

Bueno pues en esta ocasión os voy a contar como fue nuestro viaje a Irlanda.
La verdad es que hace ya un tiempo, nos fuimos en la semana santa del año 2011, hace ahora 6 años justos.

Como fue de lo primero que hicimos, pagamos la novatada, el vuelo nos salió muy caro ya que lo cogimos a última hora, como unos 10 días antes, y en plena Semana Santa pues mas caro aun (teniéndolo claro es mejor con mas antelación). En esta ocasión, cogimos todo con la agencia El Corte Inglés, que para nosotros es la mejor. También previamente habíamos viajado a Túnez y como todo salió genial no dudamos en contratar con la misma.

El recorrido lo saque de un catálogo de viajes, que viendo uno ya ves todos, y de ahí surgió el viaje. Así que, el avión fue por Iberia y todos los hoteles por la agencia antes citada, lo único, el coche de alquiler, si que salía mas barato con diferencia contratar nosotros directamente con Avis, y así lo hicimos.

Y el recorrido fue: Dublín, Cork, Galway, Sligo, Belfast y vuelta a Dublín.

La maleta para el momento, pues debo decir que fue una de las mas grandes, completas y pesadas que hemos llevado, y ello es porque al llevar un peque de 16 meses, llevamos, medicinas, jabones, pañales, potitos, papilla, biberones, etc..... todo exclusivo del niño, en fin, 3 maltas, dos mochilas, carrito de niño y mochila para cargarlo, fue toda una odisea, pero o te pringas o no viajas.
Por otro lado nosotros también íbamos mas cargados de ropa de lo que actualmente llevamos (vamos aprendiendo).

Empezamos:

Llegamos a Dublín por la tarde, y tras recoger el coche de alquiler, y algunas pitadas por conducir por el lado contrario, llegamos a nuestro hotel, muy cerca del centro de Dublín. Descargamos y fuimos directos a hacer la compra al súper, pan, embutido, agua, fruta y descubrimos que los popitos no se venden en farmacia, solo en supermercados (ahora no lo se), pero bueno es una de las muuuchas anécdotas que surgen.


En los días que pasamos en Dublín vimos por fuera, el Temple Bar (actualmente no lo se, pero por entonces los niños no pueden pasar a los bares a partir de las 21.00), Trinity Collegue, Ayuntamiento, Castillo, Iglesias, Guinness etc....

Hicimos una excursión a Glendalough, un monasterio celta, en un entorno muy verde y muy bonito.














De Dublín a Cork, nos cruzamos en el camino con un castillo en ruinas y otro ya no tanto, pero no puedo recordar el nombre y soy incapaz de encontrar, aquí os dejo alguna foto.


 







 Llegamos a Cork, y allí vimos el Castillo Blackrock y
una antigua cárcel, que por  cierto visitamos nosotros solos, toda la cárcel para nosotros. Muy bien conservada.
Cork ciudad con muchas cuestas y difícil de aparcar.
 
                           







De Cork nos vamos a Galway, y en el camino fuimos al Castillo de Blarney, el cual  se puede visitar por dentro y subir su torre, esta se va estrechando según se va subiendo, es muy bonito sobre todo el entorno, que ningún castillo envidia de otro, pero lo especial que tenia este fue la subida de la torre, y todo un reto subir con Eneko en la mochila!!!!



 




Continuamos hacia Galway y nos cruzamos con este Castillo, el cual no recuerdo cual es (primeros viajes, ni sabia que estábamos visitando) pero fue el que nos dio la foto de familia. En cada viaje hacemos una foto los tres juntos a ser posible con un fondo bonito, y ahí esta (pero la carita de Eneko no podrá salir aun).








Pasada la noche en Galway, vamos a visitar a Abadía de Kylemore, convento de monjas benedictinas, está fabricado en la base del casillo de Kylemore. También hay un mausoleo cerca de la iglesia de la Abadía, donde están enterrados los habitantes del que fuera castillo (esta es la poca información que nos dan en los catálogos de viajes). El entorno es impresionante, es una de las mejores visitas que recuerdo de todos los lugares que he visitado. Las indicaciones para llegar al lugar son un poco raras, no están bien definidas ni identificadas. Recuerdo que una de las veces no hicimos caso a los carteles pero si a nuestro instinto y dimos con el lugar. Está situado en un lago, Pollacapall Lough, la Abadía mira frente al lago dejando a su espalda una montaña de vegetación, lago tranquilo donde se refleja el cielo y la montaña, sin ruido ni contaminación, sin hablar alto, sin voces, con respeto. el día que lo visitamos una brisa espesa nos acompañó he hizo que la Abadía pareciera escondida entre el lago y la montaña, ciertamente precioso. 








Un poquito de anillo de Kerry (pero no estábamos preparados, ya os digo, aun íbamos a ciegas).




Los acantilados de Moher.
Condujimos por una carretera donde el paisaje es
precioso, todo verde, verde, campos verdes.
Hay un parkin antes de entrar, y bueno el consejo que os podemos dar aquí es que si llegas tarde, más de las 18.00 que se hace de noche, la entrada es gratis
puesto que los torniquetes están abiertos y los trabajadores ya se han ido. It,s free!!!
Preciosos, todo el atlántico chocando en las rocas.

Y aquí otros acantilados que me resulta imposible de recordar el nombre, y soy incapaz de encontrar. A Javi le gustaron mas que los de Moher, y estos si que no tienen torniquete, no hay que pagar.  




Vamos a Belfast, y por upueto se nos olvidó cambiar la moneda, así que pagamos todo con tarjeta, recordar que ellos utilizan Libras, entramos en Reino Unido y too cambia, la verdad es que el salto es grande, y se nota que ya no es Irlanda.
La Calzada de los Gigantes, una maravilla creada por la naturaleza, miles de columnas de basálticas, formadas por el enfriamiento de la lava. Realmente es visita obligada si se viaja por esa zona. Como siempre en un paisaje inmejorable.






Estamos en Belfast, y debo decir que la ciudad no me gustó mucho. Si es cierto que hay edificios bonitos, un castillo en la zona alejada y alta de la ciudad como siempre en un paisaje precioso. Intentamos visitar el puerto por el que salio el Titanic, pero estaba cerrado, informaron antes de viajar el horario por favor no sea que os encontréis con la puerta cerrada como me paso a mi. 
Dejo una serie de fotos de la ciudad. 











Terminando el viaje, volvemos a Dublín y visitamos el Castillo de Malahide, se puede visitar por dentro, y las verdad es que como no están abiertas todas las salas al público, me pareció pequeño, pro por fuera es muy cuco y bonito, ni que mencionar de nuevo el paisaje.






Bueno pues este fue nuestro viaje, la verdad es que poca información puedo dejar, ya que como os he ido comentando constantemente, poca info teníamos, fue un viaje sin guia, a partir de aquí decidimos siempre viajar con una.  Los paisajes son de cuentos de hadas, preciosos, sin ninguna duda volvería, y volveré fijo, pero con mi tour bien estudiado seguro. Los hoteles no son caros, puedes pasar noches por 60€ habitación doble y desayuno, eso si comer en restaurantes imposible, nosotros siempre fuimos de supermercados.

Fenomenal para viajar con niños, en todos los castillos hay jardnes verdes dónde puedes hacer una pausa paa descansar y ellos para corretear.

Es una tierra preciosa, buenos habitantes, serios pero amables. Es muy recomendable viajar, y bueno la temperatura es ideal, fresca y reconfortante.

Por ultimo os dejo una foto que le hice a Javi y me encantó desde siempre, en Belfast y sin saber que edificio es:





P.D.: La Guinness estaba buena, pero esta mejor la Mahou.

Sed felices y a viajar!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario